Profecía Bíblica: Cuatro Puntos de Vista del Final de los Tiempos

Profecía Bíblica: Cuatro Puntos de Vista del Final de los Tiempos

Profecía Bíblica: Cuatro Puntos de Vista del Final de los Tiempos

¿Qué pasará cuando se acabe el mundo? ¿Qué dicen la Biblia y la profecía bíblica acerca de los últimos tiempos?

Estamos obsesionados con el final. En los últimos años los medios de comunicación que cubren desastres han crecido de sobremanera. En libros, música, TV y cine, el mundo sigue acabando en manos de extraterrestres, desastres naturales, enfermedades, guerra, virus—¡incluso zombis!

Todo el mundo parece tener la fiebre del fin del mundo. Como si estuviéramos leyendo un libro, y quisiéramos brincarnos hasta el último capítulo para ver cómo termina todo. Parece que  tenemos un impulso innato de saber qué pasa en el futuro.

Los Cristianos y el Final de los Tiempos

Los cristianos no son diferentes. Desde el principio, los cristianos han estado obsesionados con el final. El estudio teológico de lo que sucede al final de los tiempos se llama escatología. La palabra griega éskhatos significa simplemente “último.” Escatología, entonces, es el estudio de las últimas cosas.

Todos los cristianos están de acuerdo en que las cosas van a terminar, pero la gran pregunta es cómo.

Cada confesión cristiana y credo en la historia han declarado que Jesús va a regresar a la tierra y con él vendrá el final. Pero la naturaleza exacta y el tiempo de tal retorno es motivo de debate. El debate se centra en gran parte alrededor de un término: El Milenio.

El concepto del Milenio se encuentra solamente en un capítulo de la Biblia, al final. En Apocalipsis 20, el diablo es atado y encarcelado por mil años. Con el retiro de su influencia en el mundo, allí comienza un período de paz sin precedentes en el cual los cristianos reinan junto a Jesús. Pero la naturaleza de esos años milenarios—e incluso su longitud—es disputada con vehemencia.

Existen tres puntos de vista principales cuando se trata de este milenio—el premilenialismo posmilenialismo y amilenialismo—y una cuarta—Preterismo—que está creciendo en popularidad.1 Estas generalmente difieren con respecto a la sincronización del milenio en relación con el regreso de Jesús.

Premilenialismo2

El primero y más común punto de vista en la actualidad es el premilenialismo.3 Los premilenialistas creen que Jesús regresará antes del milenio. Este punto de vista sostiene que el tiempo entre la ascensión de Jesús al cielo y su regreso a la tierra es la era de la iglesia. Cuando Cristo regrese, la era de la iglesia llegará a su fin y entonces Jesús establecerá su reino milenial.

Los cristianos muertos resucitarán a la vida y reinarán con Cristo por esos mil años en un reino literal que Jesús establecerá en la tierra. Este reino durará por un período real de mil años. Con el encarcelamiento del diablo, la paz y la justicia reinarán sobre la tierra.

Pero al final de los mil años, el diablo será desatado y liberado. Reunirá a aquellos que se negaron a someterse a Jesús y conducirá una rebelión final contra Cristo y el Reino de Cristo. Fracasará, y finalmente y para siempre Jesús lo derrotará. Luego vendrá el final.

Dios traerá un cielo nuevo y una tierra nueva—una creación purificada y restaurada.4 Esto es el cielo; este es el estado eterno. No más pecado, no más sufrimiento, no más muerte. El paraíso ha sido recuperado. Los creyentes una vez más disfrutarán de una comunión perfecta e ininterrumpida con Dios.

Estas son las creencias básicas y centrales del premilenialismo, pero hay mucha variedad dentro de este punto de vista. La variación más popular del premilenialismo hoy en día es el dispensacionalismo.5

Dispensacionalismo

Esta posición ha dominado a los Estados Unidos en los siglos XIX y XX. Si vives en los Estados Unidos y has leído un libro sobre el final de los tiempos o has escuchado a un telepredicador hablar sobre el final, las probabilidades son de que fueron dispensacionales.

Los dispensacionalistas trazan una línea de distinción aguda entre Israel y la iglesia—y el trato de Dios con cada uno de ellos. Ellos creen que Dios tiene un plan para Israel y otro plan para la iglesia. En vista de eso, una de las principales diferencias en dispensacionalismo es que agrega un segundo retorno secreto de Cristo y un rapto secreto.

Dentro del punto de vista dispensacionalista, antes de que Cristo regrese para establecer su Reino Milenial, vendrá secretamente a llevarse a los cristianos del mundo. Después habrá un período de siete años de gran tribulación, terribles sufrimientos y penurias. El retiro de la iglesia permitirá a Dios enfocarse en Israel. Durante esta tribulación, habrá una gran conversión de los judíos hacia Cristo. Luego, al final de los siete años, Jesús visiblemente regresará y establecerá su reino—como en el punto de vista premilenialista.

Aunque hay muchas variaciones, el premilenialismo se define por la creencia de que Jesús regresará antes del Milenio. Generalmente sostiene que la historia continúa en una espiral descendente. El sufrimiento generalmente aumenta a medida que avanza la historia hasta que Cristo de pronto regrese.

Postmilenialismo6

El posmilenialismo adopta la postura opuesta; sostiene que Jesús regresará después del Milenio.7 Los postmilenialistas sostienen una comprensión distinta de la naturaleza del Milenio. En el premilenialismo, Cristo viene, establece su reino y manda sobre la tierra. En el postmilenialismo, Cristo permanece en el cielo, ejerciendo su autoridad en la tierra a través de la iglesia.

Mientras que el premilenialismo tiene un punto de vista negativo de la progresión de la historia, el postmilenialismo tiene una opinión positiva. A través de la difusión del Evangelio de la iglesia, el milenio será gradual y progresivamente establecido en la tierra. A medida que se propaga la influencia cristiana, también lo harán la paz y la justicia.

El Milenio, entonces, es el período en el cual la paz universal reina en la tierra como resultado del trabajo de la iglesia en la difusión del Evangelio. Algunos postmilenialistas piensan que el período es, literalmente, mil años, mientras que otros sostienen que es un período de tiempo extendido pero indefinido.

Hacia el final del milenio, el diablo será liberado y dirigirá una breve rebelión. Jesús regresará a la tierra para derrotar a sus enemigos, resucitar a los muertos para enfrentar el juicio final y luego traer los nuevos cielos y la tierra nueva.

La clave para el posmilenialismo es que Jesús regresará después del Milenio. Después de que la iglesia haya extendido el Evangelio exitosamente y haya establecido paz por toda la tierra.

Amilenialismo8

El tercer punto de vista principal es el amilenialismo.9 Los amilenialistas están de acuerdo con los postmilenialistas en que Jesús regresará después del milenio, pero no creen que el milenio es un acontecimiento futuro que está por venir. En cambio, la característica definitoria del amilenialismo es la creencia de que el milenio es una realidad presente.

El milenio es ahora. Es la era de la iglesia—el periodo completo entre la partida y el retorno de Jesús.

Mientras que el premilenialismo toma una visión negativa del desarrollo de la historia y el posmilenialismo una visión positiva, el amilenialismo toma ambos. El mal seguirá expandiéndose junto con la propagación del evangelio y sus influencias positivas.

Jesús ató y encarceló a Satanás con su muerte en la Cruz y su resurrección. Por lo tanto la influencia de Satanás ha sido severamente limitada, haciendo camino para la propagación del Evangelio a todas las naciones. Los cristianos fallecidos están actualmente en el cielo con Cristo, reinando con él.

Puesto que el milenio es ahora, cuando Cristo regrese será el fin. Él trae consigo la resurrección de los muertos, el juicio final y la recreación de los cielos y la tierra nueva.

Los amilenialistas señalan que la única mención del milenio se encuentra en el libro del Apocalipsis. Puesto que el Apocalipsis es altamente simbólico, es perfectamente aceptable interpretar el milenio como un período de tiempo indeterminado en lugar de un período literal de mil años.

Preterismo10

Los tres puntos anteriormente mencionados se consideran legítimos dentro de los límites del cristianismo bíblico. El punto importante en el que todos están de acuerdo es que Jesús va a volver—y que cuando lo haga, el final vendrá con él.

En este punto clave, la cuarta categoría de creencia difiere. El preterismo generalmente ha sido considerado una opción  no legítima para los cristianos creyentes de la Biblia. Aunque este punto de vista es sostenido por una minoría relativamente pequeña, su influencia se está extendiendo.

El término “preterismo” viene de una palabra latina que significa “pasado.” Los preteristas sostienen que todas las profecías y apariciones en la Biblia que la mayoría de la gente creen que son eventos futuros, en realidad ya han sucedido. Todo lo predicho en las Escrituras, incluido en el libro de Apocalipsis, ya ha pasado. Por consiguiente, los cristianos no están esperando el retorno de Cristo— Cristo ya ha regresado.

El año 70 D.C. es central para el preterismo. Es entonces, sostienen, cuando Jesús regresó. Desde la resurrección, el juicio y cielos nuevos y tierra ocurren cuando Cristo regrese, todo esto debió haber ocurrido en el año 70 D.C., también.  Los preteristas entonces reducen el milenio a un período de cuarenta años entre la ascensión de Jesús alrededor de 30 EC y su regreso en el 70 DC.

Para mantener esta posición, los preteristas tienen que redefinir radicalmente la naturaleza del retorno de Cristo y la resurrección de los muertos. Los preteristas creen que el regreso de Jesús fue espiritual; no hay ninguna resurrección física, corporal de los muertos—sólo espiritual.

Muchos están preocupados por las enseñanzas del preterismo porque son muy contradictorias con lo que la iglesia ha creído históricamente por 2 mil años. El preterismo es también difícil de conciliar con lo que la Biblia parece enseñar sobre el retorno corporal y visible de Jesús y una resurrección física de entre los muertos.

El Final

La buena noticia es que el final es sólo el comienzo. Hay muchas más cosas mejores por venir. Aunque los cristianos pueden estar en desacuerdo sobre la naturaleza exacta y la hora del evento, todos están de acuerdo que la relación de uno con Jesús es el factor decisivo de cómo resultará ese final.

La Biblia promete que todas las cosas resultarán para el bien del pueblo de Dios porque el final ya ha sido garantizado por la obra de Jesús en la Cruz.11 Por supuesto que esa es una buena noticia.

  1. Para una defensa extendida y diálogo entre los principales puntos de vista, véase Robert G. Clouse, ed., The Meaning of the Millennium: Four Views (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 1977).
  2. Para una defensa del premilenialismo, véase Craig L. Blomberg ySung Wook Chung, eds., A Case for Historic Premillennialism: An Alternative to “Left Behind” Eschatology (Grand Rapids, MI: Baker Academic, 2009).
  3. Nota el prefijo “pre-,”que significa “antecede.”
  4. Véase La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional (NVI) © 1999, Apocalipsis 21.
  5. Para una defensa del dispencionalismo, véase Charles C. Ryrie, Dispensationalism (Chicago: Moody Press, 1995).
  6. Para una defensa del postmilenialismo, véase John Jefferson Davis, Christ’s Victorious Kingdom (Grand Rapids, MI: Baker Books, 1986).
  7. Nota el prefijo “post-,” que significa “después.”
  8. Para una defensa del amilenialismo, véase Kim Riddlebarger, A Case for Amillennialism: Understanding the End Times (Grand Rapids, MI: Baker Books, 2003).
  9. El prefijo “a-”significa “privado,” mientras que amilenialismo significa “no hay milenio.” Esto puede ser confuso porque los amilenialistas definitivamente creen en un milenio, sólo que es un milenio de naturaleza distinta que la del pre o posmilenialismo.
  10. Para una defensa del preterismo, véase James Stuart Russell, The Parousia: The New Testament Doctrine of Christ’s Second Coming (Grand Rapids, MI: Baker Books, 1999).
  11. Véase La Santa Biblia, Romanos 8:28.
  12. Crédito de Foto: Lumina / Stocksy.com.