Vida después de la Muerte

Vida después de la Muerte

James Choung examina cómo nuestras decisiones en la vida no sólo reflejan nuestra personalidad, sino también nuestra vida después de la muerte.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Has elegido una vida que busca servir a los demás, o servirte a ti mismo? ¿Crees que las personas más cercanas a ti estarían de acuerdo con tu respuesta?
  2. ¿Alguna vez en tu vida has sentido que tenías que cambiar el rumbo hacia el que te dirigías?

La vida después de la muerte ¿Sabes? Si tuviera la respuesta sólida al respecto, sería un éxito de ventas nacional.
La Curiosidad Colectiva
Yo solía ser voluntario en una clínica de reposo justo al norte de Boston en Cambridge. Había mucha gente de edad avanzada ahí. Era un poco...una especie de lugar de pesadilla. Caminas sobre cristal, puertas dobles, baldosas de linóleo en el suelo, el olor de los medicamentos y otros fluidos en el aire. Algo que notamos muy rápidamente, era que a esa edad... había muy poco "término medio." Ya fuera que estas personas eran tan buenas como el sol. Eran tan dulces que era increíble. O eran tan malas simplemente no podías creer lo malos que eran algunos de estas personas. Te gritaban directamente que te salieras de la habitación porque habías venido sin avisar. Y creo que tiene algo de sentido. Cuando somos jóvenes, nos preocupamos mucho sobre lo que otros piensen de nosotros. Y cuando llegas a esa edad, realmente deja de preocuparte. ¿Correcto? Entonces, surge tu verdadero "yo". Y ese verdadero yo ha sido moldeado a través de los años para ser de una u otra manera. Yo, realmente creo que el punto crucial es cuando eliges tener una vida que busca servir a los demás, o que busca servirte a ti mismo. Y cuando llegas a esa edad, se vuelve realmente muy claro si eres una persona amable servicial y desinteresada o si eres un... ser despreciable. Y yo sólo creo que, justo allí, al umbral de la muerte, allí es donde nos damos una idea de lo que nuestras almas van a ser a medida que avanzamos a la vida siguiente. Creo que en ese punto, se convierte en un lugar de ajuste de cuentas. Creo que Dios no sería... un Dios justo si no se ocupara de la basura en nosotros y alrededor de nosotros cuando ya todo está dicho y hecho. Entonces, creo que ese es el caso. Pero realmente creo también que hay esperanza en eso; que esa no es la última palabra y la esperanza allí es que hay un poder, hay una vida que es accesible para nosotros en Jesús que puede cambiar el camino que estamos andando. En verdad, no sólo en la vida por venir, sino en esta era, para convertirnos en el tipo de personas que Jesús nos destinó a ser; para ser quien Jesús sería si fuera yo, y hacer las cosas que hizo por las razones por las que las hizo. Creo que esa es la oportunidad que todos obtuvimos: vivir realmente la vida que está pensada para las eras. Francamente, un tipo de vida sobrenatural. Y esa es la clase de vida que nos prepara para estar con Dios o para ser la clase de persona que no quiere estar con Dios al final. Y por lo tanto es una responsabilidad.